PAIRIDAEZA

Marina Herlop: dirección musical, voz, piano y teclado

Takk (Mireia Luzárraga + Alex Murillo): diseño de espacio

Òscar Garrobé: bajo y voz

Toni Llull: percusión y voz

Marta Torrella: voz y teclado

Helena Ros: voz y pad

Laia Duran Lorena Nogal: coreografía y movimiento

Roger Vila: dirección escénica

Mariona Ibáñez: ayudantía de dirección y dramaturgia, producción

Guillermo Bonfill: diseño de luces

Kiala Kanzi, Guillermo Estevan: estilismo y joyas

Anjana Berger: confección vestido de látex

Álvaro Marín: maquillaje y peluquería

Laura Viñals: producción

 

Agradecimientos: Foehn Records y El Pumarejo

COMENTARIO

En este concierto interdisciplinario, en diálogo con la arquitectura de Takk, las artes escénicas y la danza, Marina Herlop utiliza la imagen del jardín para que el espectador pueda acercarse desde un nuevo ángulo a una actividad aparentemente tan esotérica como es la síntesis de una obra artística. En contra de conceptos crípticos menudo asociados al proceso creativo como son la inspiración o el talento, que nos inducen a ver al artista como una especie de ídolo o genio, desde este espectáculo se quiere reivindicar una visión de la creación ligada a la perseverancia, el estudio, la práctica o la entrega. 

El jardín es la parcela más pequeña del mundo, y a la vez es todo el mundo. Las culturas antiguas ya dedicaron una atención especial a la poética que esconde este pequeño espacio rodeado de muros -los persas se referían con el término pairidaeza, que dio lugar a la palabra paraíso-. En el jardín, la naturaleza indómita queda limitada y ordenada por la mano humana, y este procedimiento tiene muchas concomitancias con el que lleva a cabo el creador artístico: en lugar de sobreponerse a su obra y actuar con total libertad, el buen jardinero -y el buen creador- debe conocer bien el espacio, las especies, las estaciones, y jugar con estos conocimientos para conseguir que el espacio despliegue todas sus posibilidades estéticas. 

En este espectáculo, vemos una jardinera -una artista- que hace una expedición hacia una naturaleza salvaje donde habitan especies y parajes que sobrepasan lo que el ojo humano puede captar. En el plano alegórico, este espacio agreste es el mundo abstracto donde descansan los preceptos artísticos, los arquetipos y las fórmulas que superan la capacidad de nuestro intelecto, pero a los que la creadora ha de intentar aproximarse para que su obra esté integrada en su espacio y momento histórico y no se marchite con el paso del tiempo. Tras una fase abrumadora en que la jardinera se compara con la vastedad y inextricabilitat de este lugar y entiende su insignificancia, aprende a ordenar esta naturaleza: le pone límites y le da forma, esforzándose se mucho pero sin pretensiones , y el mundo natural abstracto se lo agradece porque, de otro modo, este no llegaría nunca a descender al plano humano. Lejos de subordinar la obra a su persona o voluntad, la creadora hay pacta: la hace existir a cambio de que esta encamine su vida y le ofrezca el placer de cuidarla.

ATENCIÓN

Has terminado de ver la vista previa del vídeo. Si quieres ver el vídeo entero, lo puedes comprar individualmente (video_price €), o comprar una suscripción con acceso ilimitado a los conciertos desde 7,99 € al mes.

ATENCIÓN

Este concierto es gratuito para todos aquellos usuarios que estén registrados en el Auditori Digital. Si ya tienes una cuenta en la plataforma, sólo debes introducir tus credenciales. Si no es así, regístrate antes.

SUSCRÍBETE POR 7,90 € AL MES

Estás a punto de adquirir este vídeo por video_price €. Te informamos que te puedes suscribir por 7,90 € al mes y disfrutar de todos los contenidos con acceso ilimitado. ¿Quieres continuar con esta transacción?